¿Qué, por qué y para quién?

Tres preguntas tan fáciles de entender y tan difíciles de concretar cuando alguien se plantea la posibilidad de poner en marcha un proyecto.
Sentarse delante de un papel en blanco e intentar responderlas, darles forma hasta que consigamos concretar las respuestas en una sola frase sencilla y entendible para cualquiera, es a lo que debemos dedicar todo el tiempo que necesitemos para poder empezar a analizar otros aspectos no menos importantes.
Esta tarea debe ser compartida, consensuada e interiorizada por todos y cada uno de los miembros del equipo, independientemente de los roles que cada uno asuma en el futuro proyecto.
Una vez alcanzado este hito, el análisis de la idea desde el punto de vista comercial, técnico y económico empezara a cobrar sentido y a conformar la base de una estrategia para llegar al cómo, con qué y cuánto. Mucho ánimo a todos

LALY ORTEGA. TUTORA DEL PROYECTO CREA CON BASE TECNOLOGICA 2012

Esta entrada fue publicada en Autoempleo, CREA, Crea BT, Creación de empresas, Emprendedor, Emprender, Plan de Empresa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *