La inteligencia emocional en el espejo

Tras el último seminario de los incluidos en la primera fase del Proyecto CREA con Base Tecnológica, toca hacer un análisis y, por qué no, una pequeña reflexión.

Me ha quedado muy buen sabor de boca al finalizar el seminario de Inteligencia Emocional “dirigIE”, debido a la pasión que ponen las personas que acuden a este tipo de seminarios, que tienen interés por el tema y que el día de mañana tendrán la oportunidad de poner en práctica los conocimientos aprendidos con sus propios equipos de trabajo.

Creo que vamos por buen camino; no obstante, éste es largo y no siempre sencillo puesto que la única compañía que podemos tener se convierte en la meta; es decir: NOSOTROS MISMOS.

Puede que la “deformación profesional” juegue un papel demasiado importante, pero cada vez son más las personas (y afortunadamente las organizaciones) que creen en la aplicación de la I. Emocional como base para las relaciones entre los equipos de colaboradores y el resto de mandos de la compañía.

El planteamiento del seminario ha ido en esta línea, pero desde un enfoque más individual. LAS PERSONAS.

¿Es válido hablar de liderazgo y de inteligencia emocional si soy un/a emprendedor/a y no sé cuándo podré tener colaboradores? La respuesta es un rotundo SI por dos motivos:

  1. Hemos de hacer el camino de adentro hacia afuera y ello implica la, no siempre agradable, tarea de mirarnos en el espejo y hacer un checklist de nuestras emociones y el papel que les hemos permitido en nuestra vida.
  2. El segundo motivo es porque, aunque pueda parecer mágico, extraño o en cierto modo irreal, la manera de comportarnos afecta y se contagia a los demás y un pequeño cambio afecta a nuestro entorno, llevándoles a reflexionar sobre ello.

En conclusión, es necesaria la IE, es aplicable a las empresas pequeñas incluso emprendedores (los directivos del mañana) y es obligatorio dedicarnos un poco de tiempo para autoevaluarnos.

Y tú ¿te diriges con IE?

Esta entrada fue publicada en Autoempleo, Crea BT, Creación de empresas, Emprendedor, Emprender, Formación, Plan de Empresa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La inteligencia emocional en el espejo

  1. Jose Ignacio Fontecha dice:

    Aunque necesario, no siempre es fácil mirarse al espejo. Yo procuro hacerlo a diario y este tipo de seminarios #dirigIE, me ayudan a hacerlo y sacar conclusiones positivas sobre lo que veo en mi. Gracias Helena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *