Herramientas para diseñar nuestro Plan de Empresa

Uno de los aspectos clave a abordar cuando decidimos poner en marcha un proyecto empresarial, es analizar si nuestra idea de negocio es viable técnica y económicamente.

Una herramienta clave en este proceso es la elaboración del documento denominado Plan de Negocio ó Plan de Empresa.

El Plan de Empresa es un informe imprescindible en la fase previa a la constitución de una empresa, que refleja de una manera detallada el contenido del Proyecto Empresarial que se pretende poner en marcha y abarca desde la definición de la Idea a desarrollar hasta la forma concreta de llevarla a la práctica.

En ese documento  iremos describiendo y analizando nuestra idea de negocio, obligándonos a plasmar de modo estructurado, todas aquellas cuestiones que tendremos que considerar para convertir nuestra idea de negocio en un proyecto empresarial concreto.

Para su elaboración, hay que cuidar determinados aspectos formales del mismo, como su estructura, el contenido o su presentación, ya que una vez finalizado será la carta de presentación de nuestro negocio.

En muchas páginas Web podremos encontrar información sobré cuál debe ser su estructura y contenidos, pero pocas veces se pone énfasis en las consideraciones generales que hay que tener en cuenta para su desarrollo. Os comentamos algunas extraídas de  http://servicios.ipyme.org/planempresa/ con inclusión de otros aspectos.

1. CALIDAD DE LA INFORMACIÓN

La información y redacción ofrecida debe ser clara, concisa, veraz y comprobable.

2. ACTUALIDAD

El Plan de debe ser un documento que recoja información y datos actualizados. Es un documento dinámico, es modificable en el tiempo.

3. TOTALIDAD DE LA INFORMACIÓN

El Plan de Empresa abarcará todas las áreas de la actividad empresarial, con el fin de que el mismo sea completo.

4. UNIDAD DE CRITERIO EN LA REDACCIÓN

El Plan de Empresa será la carta de presentación de nuestra impresa y tendremos que facilitárselo a distintos interlocutores. Por ello, es importante utilizar un lenguaje que sea adecuado para los diferentes profesionales que lo van a analizar: inversores, bancos, proveedores, técnicos, etc.

5.- CUIDA LA PRESENTACIÓN

El contenido del plan de empresa es muy importante, pero no lo es menos la presentación, debes cuidar aspectos como: Usar un tipo de letra legible y separar los párrafos para facilitar la lectura; Numerar las páginas; Incluir una página de índice que remita correctamente a las páginas numeradas y si lo imprimes hazlo en un papel de calidad.

Pero, como a todos nos ocurre la primera vez que tenemos que enfrentarnos a algo nuevo, ¿por dónde empezamos?¿cómo sabré si lo estoy orientando bien?.

Dedicando un tiempo a navegar por la red en esta materia, podremos encontrar herramientas en formato pdf ó incluso software que os ayudará a estructurar la información a incluir. También observaremos numerosos ejemplos de planes de negocio que os pueden servir de utilidad como fuente de información en aspectos como el análisis del sector, los costes a incurrir o los procesos.

Pero nuestra recomendación más importante, esa información es una guía, pero recordad que…Vuestro plan de empresa, es eso vuestro!.

Esta entrada fue publicada en Autoempleo, CREA, Creación de empresas, Emprendedor, Emprender, Plan de Empresa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *